En el corazón de las colinas de Lucca (Toscana), en el pueblo de Gombitelli, famoso por su antigua manufactura de clavos e isla lingüística, Il Borgo de Angè acoge a sus huéspedes con una cálida atmósfera familiar, a pocos kilómetros de todos los lugares de interés artístico, cultural y natural de la Versilia toscana.

Dispone de dos apartamentos, uno para dos personas y el otro para cuatro, de piscina privada, jardín, horno de leña y barbacoa.

Inmerso en la naturaleza y la historia, el pueblecito ofrece tranquilidad, silencio y un ambiente como suspendido en el tiempo.